Todo lo que necesita saber para cobrar sus facturas pendientes de pago.

La clave para conseguir afianzar nuestra empresa está, sin duda, en obtener un buen flujo de caja. Este es un factor primordial que nos garantizará la buena salud de nuestro negocio. Sin embargo, cobrar a tiempo todas aquellas facturas que podamos tener pendientes se convierte en una tarea tanto o más importante cuando queremos alcanzar este objetivo.
Los clientes disponen de un plazo de 30 días para saldar las deudas que tengan pendientes. Empresa y cliente, no obstante, pueden llegar a un acuerdo para ampliar este plazo en 30 días más. La gestión de cobros es así una tarea que a primera vista puede parecer sencilla, pero lo cierto es que la experiencia en nuestro Departamento de Gestión de Cobros nos ha demostrado que en ocasiones se convierte en una tarea delicada para el acreedor que no es aconsejable postergar.
Algunos clientes pagarán a tiempo. Otros, en cambio, nos obligarán a enviarles diversos recordatorios antes de hacerlo. Así lo demuestra el “Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial” elaborado por Cepyme, en el que se indica que el período medio de pago tiende a ser de hasta 79 días. Aunque la legislación trata de combatir la morosidad, la realidad es que el impago se ha convertido en un serio problema que ha provocado la desaparición de miles de pequeñas y medianas empresas.

Guía práctica para la recuperación de deudas

Pere J. Brachfield es socio fundador y director de la consultora Brachfield Credit & Risk Consultants y autor de numerosos libros muy interesantes sobre recuperación de impagos. En su “Guía práctica para la recuperación de deudas” afirma que el éxito del recobro reside en la capacidad del acreedor para analizar la situación, negociar un acuerdo de pagos razonable y hacer uso de los instrumentos más adecuados para cada fase de gestión. Y añade que para lograr recobrar una deuda es necesario aplicar tres virtudes: “Psicología aplicada, conocimientos de derecho y nociones de finanzas”. Por eso, si su empresa está sufriendo elevados costes y pérdidas económicas provocados por la morosidad de sus clientes, recurrir a compañías especializadas en cobro de deudas como la nuestra será la opción más acertada para usted y para el futuro de su negocio.

Comenzaremos siempre comprobando que el impago es real y la cantidad que tenemos que reclamar correcta. Antes de dar comienzo a cualquier gestión es necesario asegurarse de que a nuestro deudor no le va a ser posible encontrar ninguna excusa que le permita demorarse más en el pago: este ha de conocer exactamente “cuánto, cómo y cuándo tiene que pagar” . En ocasiones cobrar a tiempo nuestras facturas depende únicamente de que estas contengan toda la información necesaria (referencia a la factura impagada, concepto, fecha de vencimiento e importe exacto) y sean claras. Ofrecerle al deudor facilidades de pago puede resultar también de gran ayuda.

Primera toma de contacto con el deudor

En Tekas Plus Omnichanel Solutions consideramos que es necesario comenzar toda reclamación adoptando una actitud amistosa en la que rogaremos al deudor que abone el importe reclamado a la mayor brevedad posible de manera voluntaria. En esta primera toma de contacto los primeros minutos suelen ser cruciales y la actitud que mostremos influirá directamente en la que adopte también nuestro interlocutor. Si detectamos que el motivo del retraso está justificado podremos buscar otra solución alternativa o incluso abrir un nuevo plazo con otras garantías. Si después de hacer lo posible por la vía amistosa comprobamos que nuestro deudor se muestra tenaz, procederemos a iniciar acciones resolutivas.

Reclamación por escrito

Reclamaremos ahora la recuperación del importe adeudado mediante correo certificado o burofax con certificado de contenido y acuse de recibo, dejando constancia así del contenido de la carta y asegurándonos de su correcta recepción.
Enviada la carta, esperaremos otro tiempo prudencial transcurrido el cual continuaremos con el seguimiento de cada factura. Si la deuda no se ha satisfecho, es aconsejable proceder a redactar otra carta más dura o realizar una llamada de teléfono más formal en la que, ahora sí, le exigiremos el abono del importe adeudado en una fecha determinada. En dicha llamada le dejaremos claro a nuestro interlocutor que, en caso de que haga caso omiso, procederemos a tomar las medidas legales oportunas. Llegados a este punto recurriríamos a la reclamación ejecutiva solicitando un requerimiento notarial o iniciando un procedimiento monitorio ante el juzgado.

En Tekas Plus Omnichanel Solutions consideramos, sin embargo, que estas gestiones no se han de llevar a cabo de cualquier manera. Antes de hablar con el deudor, es importante tener preparado un argumentario que nos permita dirigir las preguntas hacia donde nosotros deseamos así como emplear un lenguaje que sea duro con la deuda pero correcto con el deudor. Siguiendo los consejos que Brachfield nos ofrece en sus libros, evitaremos hacer uso de palabras cargadas de negatividad como “impago”, “morosidad” o “deuda” sustituyéndolas por otro tipo de eufemismos como “incidencia de cobro”, por ejemplo. Brachfield propone además seguir el método RAITES, que también nosotros consideramos de gran utilidad. Este método persigue que el deudor reconozca su deuda, acepte pagar el importe íntegro, determine cómo va a ejecutar el abono y que se imponga a sí mismo un plazo fijo para ello.
Según palabras de Brachfield, “el recobro de impagados no es una técnica, sino un arte” y “quien la sigue y la persigue, la consigue”.
Cobrar sus facturas pendientes es posible, y en Tekas Plus Omnichanel Solutions estaremos siempre a su disposición para ayudarle a conseguirlo.

Infórmese sin compromiso sobre nuestro servicio de gestión de cobros

6 + 14 =