Uno de los objetivos principales que nos planteamos las empresas es trabajar para atraer nuevos clientes. Esto está muy bien porque nos importa cuidar la salud de nuestra marca. Sin embargo, para alcanzar este objetivo no es suficiente centrarse únicamente en este aspecto: debemos trabajar también para lograr que el ciclo de venta no concluya tras la compra.

La verdadera rentabilidad con los clientes se consigue cuando se construyen relaciones a largo plazo. Para ello, tenemos que ofrecerles experiencias significativas y notorias que los enamoren y hagan que deseen repetir, que hablen bien de nuestra marca y que nos recomienden.
Y es que no debemos olvidar que captar y fidelizar clientes es la estrategia principal que deberemos adoptar para que nuestra empresa goce de buena salud. Es una apuesta de futuro con unas exigencias muy elevadas, no lo vamos a negar, pero que ofrece unas recompensas que también los son: aumentan nuestras cifras de venta, mejoran nuestra reputación y nos ayudan a profundizar en sus hábitos e intereses permitiéndonos desarrollar estrategias que mejoren su experiencia de compra.

En Tekas Plus Omnichannel Solutions consideramos que para conseguirlo, ofrecerle al cliente un buen servicio se convierte, una vez más, en un aspecto absolutamente indispensable.
Confiar el servicio de atención al cliente a empresas especializadas como la nuestra será siempre la apuesta más segura. Nuestro equipo es consciente de que en el actual entorno empresarial , la manera de distinguirse de la competencia no es ya a través de los productos o servicios que ofrece su marca sino de la experiencia que le ofrezca al usuario. Y no olvidamos además otro aspecto importante: las personas con las que construimos relaciones más sólidas serán siempre aquellas con las que interactuémos de manera más frecuente.

Así pues, tome nota de estos consejos para fidelizar a sus clientes:

-Preocúpese por conocerles.
La primera compra es el primer paso que nos ayudará a construir una relación sólida con nuestro cliente. Se trata de hacer lo posible para que este vínculo continúe creciendo después de la transacción.
Tener un CRM o seguir a los clientes en los diferentes frentes digitales, le permitirá conocer más sobre ellos y sus intereses. Cuanto más los conozca, mayores serán las posibilidades de que pueda entablar diálogos más profundos y relevantes con ellos y podrá empezar a pensar en crear contenidos de valor que resuelvan sus problemas reales.

– Ofrézcales una atención personalizada.
Como hemos explicado, el consumidor actual no compra productos sino experiencias, y reclama una atención personalizada adaptada a sus intereses, aquí y ahora.
Dejemos pues a un lado los discursos preestablecidos: su cliente desea que la comunicación que mantengamos con él sea fluída y que nuestras respuestas sean genuinas. Dar al cliente una relación cada vez más personalizada hará que no nos olvide fácilmente.
Además, piense que cuando se trate de un problema, cuanto más complejo sea, mayor será la necesidad de trato personal para reaccionar en función de sus respuestas. Una comunicación de calidad será lo que logre diferenciarnos de la competencia.
Por lo tanto, no se descuide. Recuerde que la tecnología nos ofrece actualmente multitud de herramientas tanto para conocer sus gustos y hábitos como para comunicarnos con ellos de forma eficaz. Aprovechémoslas.

-Mantenga el contacto con ellos.
Una de las claves para una buena relación con el cliente es la fluidez. Se hace necesario tener un contacto regular con él para que la relación no se enfríe. ¿De qué manera lo haremos? Sencillo: creando, por ejemplo, artículos de valor que publicaremos en nuestra newsletter o haciéndole llegar regularmente emails con novedades.
Mantener una relación continuada nos posibilitará monitorizar cómo se siente el usuario con respecto a la marca y atajar posibles problemas.

-Gánese su confianza.
Es importante que tengamos siempre presente que las relaciones a largo plazo se basan en el compromiso y la confianza. Si sus clientes confían en usted, la satisfacción de nuestros clientes de estos será mucho mayor. Para lograrlo, seremos sinceros, honestos y flexibles: el cliente siempre tiene la razón y… si consideramos que no la tiene, intentaremos ceder un poco en nuestras condiciones, aunque no siempre nos resulte fácil.

-Saque partido a las quejas que puedan plantearle.
Cuando el cliente se queje, le escucharemos, obtendremos la información que necesitamos para resolver su problema y actuaremos con celeridad. Nos disculparemos con él de manera sincera, le daremos las gracias por compartir su problema y le prometeremos solo lo que podamos ofrecerle. Y muy importante: haremos que se sienta acompañado durante todo el proceso manteniéndole informado en todo momento.
Si todo va bien, habremos conseguido mejorar su experiencia de compra, aminorar el descontento y fidelizar a un cliente.
Así pues, dejemos de ver las quejas y los comentarios negativos de los usuarios como una señal de fracaso ya que una mala experiencia del cliente puede ser una gran oportunidad para resarcirnos, demostrarle nuestro compromiso y recuperar la relación con él.

-Solicítele sugerencias y propuestas de mejora.
Solicitarles a nuestros clientes consejos y sugerencias, tenerlas en cuenta e implementarlas, es una magnífica forma de demostrarles que para nosotros ellos son lo primero y que nuestro afán es satisfacer sus necesidades e inquietudes y hacer que se sientan a gusto con nosotros.

-Supere sus expectativas, y… ¿por qué no?, ¡sorpréndale!
Detalles sencillos pueden marcar la diferencia y convertirse en la llave que abra nuevos vínculos. Ofrecer precios especiales o convertir a sus clientes en miembros de un club en el que puedan disfrutar de determinados beneficios es también una buena manera de fidelizarlos.
Los descuentos, lo sabemos, no son garantía de fidelidad pero sí un excelente recurso para reforzar la relación.
Si quiere que su cliente se quede, ofrézcale algo atractivo, algo que los demás no tengan. En ocasiones podrá comprobar que para generar lealtad es suficiente con sorprenderle con un detalle personalizado, una iniciativa inesperada o una invitación exclusiva.

Como ve, pequeñas acciones como estas pueden lograr grandes resultados, y la fidelidad, no lo olvide, se gana trabajando para conseguir ser relevantes para todas aquellas personas que son importantes para nosotros.

Infórmate sobre nuestro servicio de Contact Center