Hemos hablado en numerosas ocasiones sobre el servicio de recobros, explicando en qué consiste y las estrategias más eficaces para cobrar las facturas a tiempo. En las líneas que siguen queremos centrarnos en la primera etapa de esta gestión, en la que el equipo de Tekas Plus Omnichannel Solutions trabaja para prevenir el impago llevando a cabo un seguimiento de todas las facturas en plazo y que por ello, a nuestro parecer, es la fase más importante y relevante para usted y el futuro de su empresa.

El cobro y pago de las facturas se convierte en muchas ocasiones en motivo de inquietud para muchas pymes y autónomos. El plazo para pagar las facturas es, como ya se sabe, de 30 días, ampliables a 60 por acuerdo entre las partes. Si este plazo se alarga (cosa que sabemos también sucede más frecuentemente de lo que nos gustaría), puede conducir a estos empresarios al límite de verse en la obligación de cerrar sus negocios por impagos.

Evidentemente, nadie desea que esto le suceda. Por ello, como decimos, para que la tesorería de una empresa goce de buena salud, resulta fundamental llevar al día todas las facturas pendientes de cobro para lograr que nuestros clientes abonen el importe de la factura dentro del plazo establecido. Por eso, reiteramos nuestro parecer: se trata del primer y más importante paso, en el que el equipo de Tekas Plus Omnichannel Solutions concentra más empeño y esfuerzo.

Nos ponemos a su entera disposición para garantizarle la culminación exitosa de esta primera etapa trabajando para prevenir cualquier tipo de impago por parte de sus clientes y evitándole de esta forma muchos dolores de cabeza así como la necesidad de recurrir a las complicadas y pesadas gestiones a las que nos hemos referido ya en anteriores ocasiones.

Al leer esto a usted se le puede ocurrir que mantener sus cobros y facturas pendientes de pago al día es una tarea que usted mismo podría realizar. Quizás esté en lo cierto, nosotros no lo vamos a poner en duda. Eso sí, no olvide que un servicio de gestión de cobros profesional confiada a un equipo cualificado y con más de 15 años de experiencia en gestión de cobro telefónico le garantizarán la efectividad de la gestión en un plazo bastante inferior. Ahorrará así un tiempo sin duda muy valioso que tanto usted como su plantilla podrían estar invirtiendo en otras gestiones mas notorias.

Le explicamos por qué:

Nos centraremos en exclusiva en llevar a cabo contactos con su deudor en distintas horas y días laborables para evitar que olvide o pase por alto el pago que tiene pendiente con usted y le instaremos a que lo abone a la mayor brevedad posible.

Si ya ha tenido ocasión de leer algo sobre nosotros, sabrá que nuestra máxima es: «No desistir y perseverar en todo momento hasta alcanzar nuestra meta». Por ello, le podemos garantizar que confiarnos esta gestión le supondrá también otro tipo de ahorro de cara al futuro: eludirá los gastos correspondientes a otras serie de gestiones más complicadas que se alargarían más en el tiempo y que serían, en consecuencia, más costosas para usted.
Le invitamos pues a que considere nuestra propuesta y recapacite sobre las ventajas que para el futuro de su negocio supondría confiar en nuestro servicio.

Mientras tanto, le explicamos otra serie de técnicas que nuestro experimentado equipo califica como imprescindibles para que sus facturas le sean abonadas lo antes posible.

1. Acuerde las cantidades y formas de pago con antelación:
Sabemos que puede resultar incómodo pero nuestra recomendación es que concrete con antelación los términos de la contraprestación monetaria.

2. Facture lo antes posible:
No espere, envíe la factura nada más finalizar el trabajo. ¿Por qué? Simple: de esta manera le va a transmitir a su cliente la sensación de que está encima y pendiente de todo.

3. Detalle en la factura toda la información necesaria:
En la factura es necesario que figuren todos los datos para el pago de modo que a su cliente no le quede ninguna duda al respecto. Con esto logrará que no se vea en la necesaidad de ponerse en contacto con usted y facilitará que pueda abonar el importe que le adeuda en el momento.

4. Envíe la factura a la persona responsable de abonarla:
Evite riesgos y preocúpese por conocer de antemano la identidad de la persona encargada de los pagos. Envíele la factura a ella directamente.

5. Utilice formas de pago que supongan menos riesgo:
La domiciliación bancaria es la forma de pago más recomendable para nosotros puesto que no deja en manos del cliente el cobro. Esta opción permite que sea usted el que gire el recibo contra su cuenta corriente. Si bien es cierto que puede suceder que no cobre igualmente, por lo menos no estará pendiente de que el cliente sea el que dé el primer paso.

6. Utilice fórmulas alternativas de vencimiento:
Le sugerimos por ejemplo, 50% por adelantado y 50% una vez finalizado el trabajo. Esto le asegurará al menos parte de la financiación del trabajo.