Disponer de una amplia cartera de clientes no es siempre sinónimo de éxito. Son muchas las empresas con un destacado número clientes que acumulan también un elevado volumen de deudas a modo de facturas impagadas. Gestionar efectivamente estos impagos se convierte para muchas de estas empresas en una tarea más complicada incluso que vender sus productos o servicios.

Para poner fin a este problema y no seguir poniendo en riesgo la buena salud de su negocio se hace necesario buscar una solución lo antes posible.

¿Qué puede provocar el impago?

Sin embargo, y al contrario de lo que pueda parecer, también es cierto que cuando un cliente nos debe dinero no significa necesariamente que nos encontremos en la fase última de la relación comercial. La gestión de la cartera de deudores morosos no siempre tiene consecuencias negativas para las empresas: las consecuencias negativas se obtienen únicamente cuando las tareas involucradas en el cobro no se llevan a cabo de una forma adecuada. Es más, en Tekas Plus Omnichannel Solutions consideramos que esta situación puede ser también una oportunidad para
garantizar la continuidad de la relación con nuestros clientes. Si queremos que esto suceda, es importante que lo tengamos en consideración antes de dar comienzo a cualquier gestión.
Y, aunque somos conscientes de que puede parecer complicado, le aseguramos que lograrlo es posible. Para ello, nuestro consejo es que no se embarque en una serie de complicadas gestiones que no le llevarán a ninguna parte y que recurra a profesionales con la preparación y conocimientos adecuados.

Como hacer una optima gestión de los impagos

El equipo de nuestro Departamento de Recuperación de Activos posee una dilatada experiencia en gestión de cobros. Si usted tiene deudas pendientes con sus clientes y no es capaz de conseguir que le paguen, confiar en nosotros le podemos garantizar que es la mejor opción. Nos ocuparemos de la fase de reclamación extrajudicial, conocida también como vía amistosa, en la que haremos uso de un amplio abanico de recursos para evitar que acabe emprendiendo cualquier tipo de procedimiento judicial.
Todos y cada uno de los pasos que damos en esta etapa son importantes y en cada uno de ellos utilizamos distintas técnicas con el fin de causar un efecto en su cliente deudor. Sabemos sin embargo que es muy importante que no nos precipitemos. Por eso, e independientemente de que su deudor sea una empresa, banco, sociedad, cliente o inquilino, lo primero que haremos siempre será intentar hablar con él por teléfono para recordarle que tiene una deuda pendiente con usted. Este primer contacto es crucial. Nuestra actitud será conciliadora desde el inicio y nuestro lenguaje el más adecuado siempre. Somos conscientes de que no conviene bajo ningún concepto hacer enfadar al deudor: en Tekas Plus Omnichannel Solutions no olvidamos que estamos representando a su empresa y cuidar su imagen es primordial para nosotros.

¿Qué factores debemos tener en cuenta al gestionar un impago?

En ocasiones anteriores hemos mencionado ya los factores psicológicos que entran en juego en esta etapa. Y es que nuestra labor se centra, por un lado, en conseguir que su deudor reconozca la deuda y por otro, en que cambie su actitud y le abone el importe adeudado lo antes posible. Para lograr estos objetivos existen una serie de claves que consideramos cruciales.

La primera tarea será determinar el panorama general de la situación. Para ello estudiaremos el perfil de su deudor puesto que sólo de esta manera nos será posible averiguar si el deudor al que nos estamos enfrentando es incobrable o si, por el contrario, existe alguna posibilidad de que pague. Entre otras cosas, estudiaremos su historial, su antigüedad, el volumen de sus compras, las garantías de cobro y sus antecedentes en negociaciones anteriores. Realizaremos también todas las gestiones que sean necesarias para comprobar su solvencia. Si comprobamos que existen posibilidades de que salde la deuda, concretaremos y pondremos en marcha los procesos necesarios para conseguirlo, adecuándonos siempre a las posibilidades de nuestra empresa cliente.

Para contactar con el deudor haremos uso de todas las vías de comunicación posibles hasta agotarlas, dejando en todos los casos alguna prueba de nuestros intentos. Cuando nos comunicamos con el deudor creemos importante no olvidarnos de informarle sobre los futuros problemas legales que podría tener así como hacerle ver la mala imagen que puede estar proyectando como profesional o empresa que se niega a abonar sus deudas.

Si la factura impagada es de un importe elevado y la deuda de proporciones considerables para su actividad empresarial, intentaremos por todos los medios llegar a un acuerdo con su deudor. Una opción que suele funcionar bastante bien en estos casos es ofrecerle un incentivo económico por el pago anticipado. Brindarle la oportunidad de abonar la deuda en distintos plazos es otra opción también bastante bien recibida cuando no puede asumir el desembolso de la totalidad del importe en un único pago.

Asimismo, nuestro equipo de Recuperación de Activos considera indispensable monitorear los plazos de prescripción de las acciones de cobro así como ejecutar controles periódicos para realizar un seguimiento de la situación de cada cliente deudor. Esto último nos permite determinar si se están tomando todas las medidas adecuadas y necesarias en cada caso, garantizando así la calidad de nuestro servicio y la tranquilidad de nuestros clientes.

Infórmate sobre nuestro servicio de contact center