La reclamación de deudas es una tarea sencilla que cualquiera está en disposición de poder llevar a cabo. A primera vista es esto lo que puede parecer, y somos conscientes de que existen muchas empresas que así lo consideran. Sin embargo, los que nos dedicamos a ello de manera profesional sabemos que este parecer está bastante lejos de ser cierto por lo que lamentamos decirles a todos los que así lo consideran, que están equivocados.

La realidad es bien distinta. Para comenzar, un gestor de cobros no puede ser cualquier empleado de su empresa elegido de manera aleatoria para que se dedique a llamar a todos los clientes que tienen una deuda pendiente con usted. Al menos no es esto lo que le aconsejamos si persigue la garantía de éxito. Las gestiones que esta tarea requieren van, se lo aseguramos, mucho más allá de una simple llamada de teléfono desde un Call Center.

Una llamada efectiva es aquella en la que se consigue un acuerdo de pago con unas cantidades y fechas determinadas. No nos podemos permitir ningún tipo de ambigüedad. Por eso, y por el bien de su empresa, tenga siempre presente que la gestión de impagados no se puede llevar a cabo de cualquier manera, se requieren unos medios técnicos determinados.

Actualmente, como ya sabrá, existen diversas empresas especializadas que le pueden ayudar en esta tarea. Acudir a ellas le permitirá ahorrar tiempo y costes. La nuestra, sin duda, es una de las mejores opciones por las que se puede decantar: la longevidad de nuestro departamento nos avala. Nuestra extensa experiencia nos ha permitido aprender y mejorar día a día lo que ha hecho que actualmente seamos posiblemente la empresa que mejor conoce las habilidades que ha de presentar un buen gestor de cobros.

Por supuesto, todos nuestros agentes poseen estas habilidades de las que hablamos y todo aquel que desee entrar a formar parte de nuestro equipo ha de mostrarnos su absoluta capacidad para su adquisición. Si usted nos confía la reclamación de sus deudas, su objetivo se convierte de manera automática en nuestro objetivo, y para alcanzarlo exigimos a nuestro equipo la máxima preparación y disposición.

Nuestros expertos en recobros han de pasar una serie de filtros. Superados estos filtros reciben una formación que les permita dominar un argumentario adecuado y adaptado a cada caso para responder de manera apropiada y con la seguridad necesaria ante las posibles preguntas, excusas y réplicas que pueda exponer su deudor.
En la gestión de impagos no hay cabida pues para la improvisación. Consideramos que cuanto más planificada, estructurada y sistematizada esté la llamada, más probabilidades de éxito tendremos. Disponemos de los medios más adecuados, seguimos una metodología determinada y con una estructura específica.

Sin embargo, para alcanzar nuestra meta no será lo único necesario. A nuestro entender existen otra serie de cualidades fundamentales para ser un buen gestor de cobros y asegurar el triunfo en nuestro cometido.

1. Recordemos que el éxito de sus gestiones vendrá determinado en gran medida por su capacidad para la negociación. Por eso, lo primero y más importante: el gestor ha de demostrarnos que es un buen negociador.
Para realizar las actividades recuperatorias de impagados nuestros técnicos en recobros dominan las técnicas de comunicación persuasiva que les permiten lograr que el deudor se comprometa a saldar su deuda. Están preparados para resolver cualquier tipo de incidencia y actuar ante posturas enfrentadas.
Conocen además que las negociaciones no se basan únicamente en saber apretar al deudor. En ocasiones se hace necesario dosificar la presión y ofrecerle ciertas concesiones, ventajas o recompensas si salda la deuda.
Estos conocimientos sobre comunicación efectiva y negociación son reciclados por nuestro equipo de manera continua. Este aspecto es muy importante para nosotros.

2. Para conseguir una buena negociación nuestro equipo de gestores sabe también que es necesario tener en cuenta el factor humano así como recurrir al uso de la psicología.
Realizamos una pequeña labor de investigación para adaptar nuestros discursos al perfil psicológico y a las características personales de cada deudor. Esta distinción nos es de gran ayuda para detectar el punto débil de cada deudor y adaptar nuestro discurso.

3. La gestión resultará más rentable cuanto menor sea el tiempo necesario para la negociación.
En este aspecto creemos que tanto usted como nosotros estaremos de acuerdo. Por eso, ha de saber que nuestro equipo posee una gran capacidad para sintetizar y dirigir de manera hábil al deudor al pago de la deuda, logrando así reducir el proceso de negociación al menor tiempo posible.

4. La actitud que presentan nuestros expertos en recuperación de deudas es otro aspecto al que damos especial importancia. Nuestros agentes han de mostrarse amables y saber ajustar el tono de su voz para que sea el adecuado en cada caso y les permita demostrar seguridad siempre.
Hablarán con propiedad , evitando hacer uso de tecnicismos y jergas y utilizando en su lugar palabras claras, precisas y frases asertivas que eviten confusiones y permitan que el deudor pueda entender lo que le estamos diciendo.

5. Y otro punto importante: permitirán que el deudor se exprese y argumente su postura. No es conveniente que se le corte cuando esté hablando.
Nuestra experiencia nos ha enseñado que lo más adecuado es escucharle atentamente, asegurándonos en todo momento de estar entendiendo lo que el cliente nos quiere transmitir. Una vez finalice su discurso,entonces sí procederemos al contraataque respondiendo a todos sus comentarios con precisión.
En Tekas Plus Omnichannel Solutions entendemos que la recuperación de los impagados se debe basar en la negociación efectiva con el deudor y no en el enfrentamiento. Por eso, nuestra actitud le aseguramos que será correcta y la más adecuada a cada caso y situación.

Nuestro equipo es entrenado para comenzar cada gestión con el convencimiento de que va a lograr alcanzar el objetivo que usted nos ha confiado, para perseverar y no darse nunca por vencido. Ahí reside una de las principales claves de nuestro éxito.
Como decía el granTheodore Roosevelt siempre que le preguntaban sobre su filosofía para convencer a la gente:»Speak softly and carry a big stick; you will go far» (“Habla suavemente pero lleva en la mano un gran garrote, así conseguirás llegar lejos”).

Infórmate sobre nuestro servicio de Recobro de Deudas