En artículos anteriores hemos visto que la atención al cliente es vital y hay que cuidarla. Para ello hemos repasado los instrumentos y recursos más importantes con los que hemos de contar para ofrecerles a nuestros clientes un servicio satisfactorio y de calidad.

Sin embargo, existe otro aspecto cada vez más relevante para alcanzar este objetivo y del que aún no hemos hablado: la diversidad idiomática.

¿Ha tenido alguna vez una mala experiencia de atención al cliente por culpa del idioma? Seguramente muchos de nosotros contestaremos de forma afirmativa a esta pregunta.
La aparición de Internet hizo posible que nuestros negocios cruzaran las fronteras de nuestro mercado geográfico y cultural y que pudieran estar conectados con muchas más personas alrededor del mundo, ampliando nuestros potenciales clientes. Hoy en día existe la probabilidad de que nuestro público se comunique en otros idiomas incluso si se trata de un negocio local. No olvidemos además que empresas de cualquier parte del mundo pueden ya ofrecerles sus servicios y productos a nuestros clientes, lo que ha supuesto que la competencia a la que hemos de enfrentarnos también se haya incrementado de forma considerable.

Según diversos estudios, un 56 % de los usuarios de internet no compraría un producto cuya descripción no estuviese en su lengua materna. Con la atención al cliente ocurre exactamente lo mismo.

En este escenario la internacionalización es pues ineludible si queremos competir en el mercado global. Si le importa el futuro de su negocio, es imprescindible que cuente a partir de ya con un centro de soporte al cliente multilingüe.
Pero, ¿cómo podemos tramitar las consultas y valoraciones de los clientes y usuarios que no hablan nuestro idioma?

Mantener una relación de este tipo de manera satisfactoria puede parecer algo a priori sencillo. La mayoría de las tiendas online así lo consideran y por ello responden a los e-mails y comentarios de sus clientes mediante el uso de la herramienta de traducción correspondiente.
No cabe duda de que es una opción. Sin embargo, ofrecer un servicio de calidad cuando la mayoría de las veces no sabemos lo que nos están diciendo ni lo que nosotros mismos estamos respondiendo es, lo mire por donde lo mire, imposible.
Si usted se relaciona de este modo con sus clientes, ha de saber que a corto plazo le puede suponer la más que probable pérdida de su cliente. Y no solo eso: si insiste en mantener este tipo de relación, a largo plazo entrañará una pérdida de beneficios considerable para su negocio así como la proyección de una mala imagen de su marca. Este daño resulta además irreparable en la mayoría de los casos.
Así pues, de poco o nada sirve tener el contenido de su portal debidamente localizado si después no es capaz de prestar un servicio de atención al cliente profesional a todas aquellas personas de otros países que consumen su producto.

Una traducción veraz y profesional de las consultas y las respuestas de los clientes es fundamental para asegurarse la fidelidad de éstos, independientemente del lugar en el que se encuentren o del idioma en el que se expresen.

Somos conscientes de que para su empresa puede resultar complicado organizar y gestionar un chat de soporte a tiempo real multilingüe y que encontrar el personal adecuado puede ser una tarea harto compleja. Sin embargo, créanos … es necesario intentarlo. Por supuesto, como todo en esta vida, hacer las cosas bien requiere un esfuerzo, una inversión. En este caso le podemos asegurar que esta inversión repercutirá de manera muy positiva en sus ingresos: estamos hablando de una inversión segura.
Por lo tanto, además de necesario, puede estar seguro de que merece la pena probarlo.
Veamos a continuación en qué se basa esta inversión de la que hablamos.

Sencillo: confiar esta gestión a un equipo de expertos profesionales.

En Tekas Plus Omnichannel Solutions somos conocedores de que la posibilidad de establecer una relación comercial humana entre negocio y cliente es cada vez mayor y más importante. Para competir en el mercado es vital que su sitio y el contact center estén disponibles en diferentes idiomas. Esto le va a permitir llegar a mucha más gente.
Nuestros profesionales se encargarán de sustentar su negocio poniendo a su disposición todos los recursos necesarios para garantizarle un buen servicio así como la máxima tranquilidad y confianza.
Es posible que cuando se plantee esta opción escuche opiniones de todo tipo. La mayoría muy positivas; otras, quizás no tanto, como aquellas que aseguran que contar con un equipo profesional puede suponer un retraso e incluso una pérdida de tiempo para su negocio. Nosotros sabemos de primera mano, y así se lo aseguramos, que este último parecer dista mucho de la realidad.
Le explicamos el motivo:

Piénselo bien … ¿Para usted qué es más importante? ¿Ofrecer un servicio rápido o atender a sus clientes teniendo en cuenta sus necesidades y haciendo que se sientan cómodos, cuidados y comprendidos en todo momento?

Lo ideal, a nuestro entender, es una combinación de ambas cosas y por ello en nuestra empresa contamos con las herramientas y el personal adecuado para conseguirlo.
Nuestros profesionales saben que hablar su idioma es la clave para poder llegar al corazón de cualquier cliente, y más especialmente cuando hablamos de personas privadas. Sentir que son tratados de manera personal consigue que se sientan importantes, seguros y que desarrollen confianza hacia la marca.
Hablar un lenguaje común hace que resulte más sencillo debatir con ellos, hacerles entender nuestro punto de vista y persuadirlos acerca de nuestras buenas intenciones. Además, si nos cercioramos de que nuestros clientes comprenden lo que les estamos explicando estaremos allanando el camino hacia la cooperación y eludiremos muchos malos entendidos y discusiones que ralentizarán su negocio y dañarán la buena imagen que, seguramente, tanto esfuerzo le ha costado proyectar.

Y, por supuesto, no olvidemos otra ventaja importante: contar con un contact center multilingüe es un marketing estupendo para cualquier empresa.

Sin embargo, la clave del éxito no radica únicamente en este punto. En Tekas Plus Omnichannel Solutions creemos que para internazionalizarse la barrera idiomática no es la única que se debe salvar.
Muchas empresas olvidan que existen diversas diferencias culturales a las que la mayoría de las veces no se da importancia y que sin embargo pueden ser decisivas para hacer negocios a nivel internacional. Nos referimos a las distintas fórmulas de cortesía y a las normas de comportamiento socialmente aceptadas que nuestro equipo adopta como propias, y de adaptarnos a los horarios y costumbres de los países en los que le interesa desarrollar su actividad profesional.

Y ahora… piénselo. De su negocio depende su futuro y el de todo el personal humano que colabora con usted, ¿merece o no merece la pena confiar en un equipo experimentado para que su marca traspase con éxito las fronteras de nuestro mercado geográfico y cultural?

Infórmese sin compromiso sobre nuestro servicio de atención al cliente multilingüe

9 + 9 =